beneficio exoneracion deudas provisional - portada

Beneficio de exoneración de deudas provisional

El beneficio de exoneración de deudas provisional es aquel que se condiciona al cumplimiento de un plan de pagos. Se trata de un mecanismo introducido en la Ley de Segunda Oportunidad que permite a las personas naturales con deudas cancelar aquellas que no puedan pagar tras someterse a una reestructuración de créditos.

A continuación explicamos en detalle cómo funciona el beneficio de exoneración de deudas provisional, que es uno de los más recurrentes al acogerse a la segunda oportunidad.

¿Qué es el beneficio de exoneración de deudas provisional?

A veces podemos encontrarnos en situación de dificultad económica e incluso puede llegar un punto en que la deuda y los gastos superen a los ingresos. Esta situación puede parecer fatídica, pero afortunadamente hay una solución legal a este problema.

Lay ley 25/2015, de Segunda oportunidad ha prestado atención a estas situaciones, en algunos casos dramáticas, modificando la Ley 22/2003, Concursal para introducir el proceso de segunda oportunidad.

A través de él podemos acceder al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho provisional, que nos permitirá cancelar aquella parte de nuestras deudas que no podamos pagar después de someternos a un plan de pagos.

¿Cómo funciona el beneficio de exoneración de deudas provisional?

La Ley de Segunda Oportunidad nos permite cancelar deudas siempre que cumplamos una serie de requisitos. Estos van encaminados, principalmente, a garantizar nuestra buena fe. El objetivo es impedir que utilicemos el mecanismo de segunda oportunidad para frustrar las expectativas de cobro de nuestros acreedores.

Entre estos requisitos se encuentra abonar parte de las deudas. Se trata de deudas privilegiadas, por derivar del proceso concursal o estar garantizadas (por ejemplo, una hipoteca).

Pero hay casos en los cuales la gravedad de la insolvencia es tal que el concursado no puede hacerse cargo ni siquiera de esta parte de las deudas. Ante estas situaciones se presenta la posibilidad de acogerse al beneficio de exoneración de deudas provisional.

Básicamente se trazará un plan de pagos, según el cual el deudor se hará cargo de las deudas que pueda en unas condiciones favorables (al establecerse quitas, esperas y fraccionamientos).

Si el deudor cumple este plan de pagos, todas las deudas que quedaran fuera del plan de pagos serán canceladas. Es decir, el beneficio de exoneración de deudas provisional se elevará a definitivo. De modo que el insolvente podrá volver a empezar de cero, liberado de sus acreedores.

¿Cómo solicitar el beneficio de exoneración de deudas provisional?

Para solicitar el beneficio de exoneración de deudas provisional debe tramitarse el proceso de segunda oportunidad que hemos mencionado en la introducción. Veamos cómo funciona.

El proceso de segunda oportunidad

Es un proceso especialmente diseñado para ayudar a las familias, a las personas naturales que se ganan la vida bien como asalariadas, bien como trabajadores autónomos. Su finalidad es buscar una solución que facilite los pagos o, si esto no fuera posible, cancelar las deudas.

Los requisitos para iniciarlo son:

  • Estar en situación de insolvencia actual o inminente.
  • Estimación de deuda inferior a 5 millones de euros.
  • No incurrir en supuestos de exclusión:
    • Antecedentes por delitos contra el patrimonio, contra la Hacienda Pública no contra la Seguridad Social.
    • Acuerdo extrajudicial de pagos en los últimos 10 años.
    • Negociaciones en curso con los acreedores o haber sido admitida solicitud de declaración de concurso. 

Dados esto presupuestos se cumplimentará la solicitud normalizada, aprobada por el Ministerio de Justicia, y se presentará al notario del domicilio, quién designará un mediador concursal.

El Acuerdo extrajudicial de pagos (AEP)

El mediador concursal aportará su conocimiento y experiencia para tratar de proponer un AEP que tenga posibilidades de ser aceptado por los acreedores y que sea viable. Para ello se pueden incluir facilidades como quitas y esperas. En función del resultado de las negociaciones las consecuencias serán:

  • En caso de aprobarse será obligatorio para los acreedores. Esto implica que el valor de sus créditos se limitará conforme a las quitas establecidas. Del mismo modo, los plazos de exigibilidad se adaptarán a las nuevas condiciones (esperas y fraccionamientos).
  • Si no se consiguen los apoyos hay que pedir la declaración de concurso consecutivo ante el Juez de lo Mercantil y será en este momento donde se podrá pedir y decidir sobre la procedencia de conceder el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho.

Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI)

Ya estamos en el momento legal en el que el Juez puede decretar una cancelación de deuda. La acordará el Juez previa audiencia a las partes personadas. Además de los requisitos para iniciar el proceso de segunda oportunidad será necesario que el Juez no considere el concurso como culpable, por lo que el deudor ha de ser de buena fe.

Este beneficio ser definitivo, provisional o discrecional.

  • Llamamos definitivo al que opera de forma automática, gracias a que el deudor conserva la suficiente liquidez como para hacerse cargo de los créditos especialmente protegidos.
  • El beneficio de exoneración de deudas provisional es el que se condiciona a un plan de pagos, conforme detallamos más adelante.
  • Y el discrecional es una especie de cláusula de cierre, que permite que el juez conceda discrecionalmente el BEPI a aquellos deudores que hayan intentado cumplir el plan de pagos pero no lo hayan conseguido por una cuestión de insolvencia.

Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho provisional

El Juez decretará el BEPI definitivo cuando se hayan pagado los créditos contra la masa, los créditos con privilegio especial, y además si no se ha intentado el AEP, al menos un 25 % de los créditos ordinarios. Así, se cancelarán todas las deudas automáticamente tras su declaración.

En los casos en que no se cumplan los requisitos para acceder al definitivo, es decir, cuando no hayan podido ser atendidos los créditos indicados en el apartado anterior, se puede acceder al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho provisional.

Requisitos del BEPI provisional

  • No haber sido satisfechos los créditos para acceder a dicho beneficio con carácter definitivo.
  • Aceptar someterse a un plan de pagos. 
  • No haber incumplido las obligaciones de colaboración del artículo 42 de la Ley Concursal.
  • Ni haber obtenido dicho beneficio dentro de los diez años anteriores.
  • No haber rechazado una oferta de empleo adecuada a su capacidad, en los cuatro años anteriores.
  • Inscripción de la persona del deudor en el Registro Público Concursal por un plazo de 5 años.

Efectos del BEPI provisional sobre los créditos 

El BEPI provisional extenderá sus efectos :

  • Créditos ordinarios y subordinados pendientes a la fecha de declaración de concurso.
  • Aquellos con privilegios especial que no hayan sido satisfechos con la realización de la garantía o a la parte de ellos que exceda del valor de la misma.
  • También se extenderá al cónyuge del deudor en los casos que estuvieran casados en régimen no liquidado de gananciales, respecto de las deudas comunes anteriores a la declaración del concurso.

La Ley parece limitar los efectos del beneficio de exoneración de deudas provisional respecto a ciertos créditos. Sin embargo, la jurisprudencia ha ido corrigiendo estos extremos, por lo que un abogado especialista podría lograr la exoneración de estos créditos:

  • En principio no se aplica a créditos de derecho público los cuales tienen su propia regulación sobre aplazamientos. Sin embargo, la jurisprudencia ha corregido este extremo permitiendo que se puedan cancelar deudas públicas gracias a la Ley de Segunda Oportunidad.
  • Tampoco se extenderá a los fiadores solidarios quedando así a salvo el derecho de los acreedores a dirigirse a ellos. Pero de nuevo encontramos pronunciamientos favorables a cancelar los avales cuando la deuda resulta exonerada, incluso en el caso de la exoneración provisional.

Trámite para solicitar el BEPI provisional

  1. La solicitud del deudor se presentará y será trasladada a las partes, quienes podrán alegar lo que tenga por conveniente.
  2. Su oposición sólo podrá fundarse en el incumplimiento de los requisitos para acceder a él y a dicha oposición se le dará trámite mediante incidente concursal.
  3. Si el Juez acuerda conceder el beneficio se declarará la terminación del concurso por conclusión de la fase de liquidación.

Plan de pagos tras el BEPI provisional

  • El plan de pagos puede ser el mismo intentado en el AEP u otro diferente.
  • Puede contener quitas y esperas.
  • El Juez, en el plazo de diez días desde la presentación decidirá cuál se aplicará. En cualquier caso su duración será de cinco años.

Revocación del BEPI provisional

Hay circunstancias que permiten solicitar la revocación del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho provisional. Pueden pedirlo los acreedores si se dan las siguientes circunstancias:

  • Descubrir hechos que hubieran impedido acceder al mismo.
  • Constancia de bienes o ingresos ocultos.
  • Mejorar la situación de solvencia con un aumento de ingresos no inembargables.
  • Incumplimiento del plan de pagos.

Cumplimiento del BEPI provisional

Si el plan de pagos se cumple, el BEPI provisiona pasará a ser definitivo y quedarán canceladas todas las deudas correspondientes a créditos ordinarios y subordinados.

Incumplimiento del BEPI provisional

Si no se cumple y se acredita que ha destinado al menos el 50 % de sus ingresos a atender el plan de pagos, el Juez podrá discrecionalmente conceder el BEPI con carácter definitivo atendidas las circunstancias del caso concreto.

Si no lo hace, se levantará el beneficio concedido y las deudas seguirán siendo ejecutables por los acreedores.