BEPI - beneficio de exoneracion del pasivo insatisfecho - portada

Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI)

El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI) es un mecanismo introducido en la Ley de Segunda Oportunidad, que permite a particulares y autónomos cancelar todas sus deudas. En este artículo vamos a explorar cómo funciona este sistema y cómo solicitarlo.

¿Qué es el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho?

Como consecuencia de la crisis económica que asoló España a partir de 2008, muchas familias acabaron en situación de insolvencia, sin medios para subsistir y sin posibilidad de salir adelante. Sus deudas crecían día a día y con ellas su responsabilidad personal.

Lo mismo les ocurrió a cientos de miles de autónomos, que tuvieron que bajar la persiana y, pese a haber cerrado su actividad, ostentaban deudas impagables cuyos intereses iban incrementándose poco a poco.

Estas consecuencias extremadamente gravosas que afectaron a una parte importante de nuestra sociedad. De ahí que el Gobierno terminara por modificar la Ley 22/2003, Concursal, introduciendo una figura que supusiera una relajación del principio de responsabilidad patrimonial universal consagrado en el artículo 1911 de nuestro Código Civil.

Nos referimos al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho, creado por la Ley 25/2015, o Ley de Segunda Oportunidad, que introdujo el artículo 178 bis de la Ley Concursal. La creación de esta figura es algo novedoso y casi revolucionario, ya que supone una excepción a uno de los principios fundamentales en la garantía del derecho de cobro.

El principio de responsabilidad patrimonial universal determina que el deudor responde de sus deudas con todo su patrimonio presente y futuro. Esto significa que las obligaciones persisten hasta que se pagan. Pero el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho permite cancelarlas cuando no se pueden pagar.

Por tanto, el BEPI abre la puerta a un “empezar de cero” o “renacimiento civil”, que en el mundo anglosajón se denomina fresh start.

Es el Juez Mercantil quien concede el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho cuando se acredite el cumplimiento de los requisitos legales. Entremos a analizarlos.

¿Cómo se puede acceder al beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho?

Hay que pensar que el BEPI no es infalible ni la solución mágica a una situación de apuros económicos. Hay que estar en situación de insolvencia y el patrimonio ha de ser insuficiente para atender todas las deudas. Para solicitar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho debemos estar en situación concursal y aquí hay dos vías.

  1. Declaración de concurso sin mediación previa para alcanzar un acuerdo extrajudicial de pagos (AEP), en la cual el concurso sigue las correspondientes fases hasta llegar a la liquidación.
  2. Declaración de concurso consecutivo cuando se ha intentado acuerdo extrajudicial de pagos.

El proceso de segunda oportunidad como paso previo del BEPI

Esta sería la vía más conveniente para solicitar el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho. Básicamente se inicia presentando una solicitud de Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP), que provocará el nombramiento de un mediador concursal y la apertura de negociaciones.

Requisitos para solicitar el AEP

Para poder iniciar el proceso de segunda oportunidad han de cumplirse los siguientes requisitos:

  • Estar en situación de insolvencia actual o inminente.
  • Que la estimación inicial del pasivo no supere la cifra de 5 millones de euros.
  • No haber sido condenado por sentencia firme en los diez años anteriores por delitos patrimoniales, contra la Hacienda Pública o la Seguridad Social.
  • Ni haber alcanzado acuerdo extrajudicial de pagos o acuerdo de refinanciación homologado judicialmente en lo cinco años anteriores.
  • No encontrarse en negociaciones con los acreedores.
  • Que no conste admisión de solicitud de declaración de concurso.

Proceso del AEP

La solicitud del AEP se realizará mediante formulario aprobado por la Orden JUS2831/2015 y se dirigirá al Notario de su domicilio quien dará trámite nombrando a un mediador concursal.

El mediador concursal, además de examinar la solicitud y su documentación comprobando la realidad de las deudas, la corrección de los datos, ayudará al deudor a crear una propuesta de pagos con quitas, esperas y aplazamientos. Dicha propuesta podrá ser negociada con los acreedores para adoptar un texto definitivo que deberá votarse en una reunión a la que se convocará a todos para mostrar su disposición al acuerdo.

Por tanto, la fase del AEP consiste en una negociación entre el deudor y sus acreedores para llegar a un pacto que permita al insolvente recuperarse y pagar sus deudas. Para facilitar el acuerdo, la Ley de Segunda Oportunidad introduce medidas como la paralización de embargos o del devengo de intereses. Dentro del acuerdo podrán condonarse, aplazarse y fraccionarse deudas.

Si el acuerdo se aprueba deberá respetarse por las partes. Sin embargo, si no sale adelante o no se cumple se anula se procederá a la declaración de concurso consecutivo.

El momento del BEPI: concurso consecutivo

Llegamos a esta fase en que, ante el fracaso del AEP, es necesario declarar el concurso presentando la solicitud al Juez de lo Mercantil. En esta fase el Juez, tras leer el informe sobre BEPI que realiza el mediador, decidirá si se cumplen los requisitos para acceder al mismo de manera definitiva o de manera provisional:

Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho definitivo

Será definitivo si se han pagado los créditos contra la masa, los créditos con privilegio especial, y además si no se ha intentado el AEP, al menos un 25 % de los créditos ordinarios.

Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho provisional

Será provisional, cuando conste intento infructuoso de AEP y el deudor se somete a un plan de pagos de los créditos ordinarios. El Juez decidirá qué plan se aprueba tras escuchar a las partes.

Si el plan de pagos se cumple el BEPI pasará a ser definitivo y quedarán canceladas todas las deudas correspondientes a créditos ordinarios y subordinados, salvo aquellos créditos con privilegio especial que quedarán afectas a la realización de la garantía o dación en pago, con las especialidades del caso de la vivienda habitual.

Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho discrecional

Si no se cumple y se acredita que ha destinado al menos el 50 % de sus ingresos a atender el plan de pagos, el Juez podrá discrecionalmente acordar conceder el BEPI con carácter definitivo atendidas las circunstancias del caso concreto. Si no lo hace se levantará el beneficio concedido.

Conclusión: objetivo del BEPI

En definitiva, la insuficiencia de patrimonio para atender las deudas hará que estas desaparezcan cuando se conceda el BEPI, de tal forma que el deudor dejará de serlo y tendrá la segunda oportunidad.

La conclusión del concurso consecutivo será mediante Auto del Juez de lo Mercantil que declare el beneficio de exoneración de deudas tras la liquidación. De esta forma quedarán canceladas todas las deudas del particular o autónomo acogido a la Ley de Segunda Oportunidad.


SOLICITA YA TU PRESUPUESTO GRATUITO

Solicita ya tu presupuesto


Acepto que contactéis conmigo por las vías facilitadas

He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones generales de uso y acepto que remitáis mi solicitud a vuestros colaboradores (LISTADO).