deudas con Hacienda - portada

Deudas con Hacienda: cómo enfrentarse a ellas

Las deudas con Hacienda pueden ser un quebradero de cabeza para cualquier autónomo en situación crítica. Algo muy frecuente en estos días.

Por eso es importante saber cómo lidiar con la Administración Tributaria, ya que contamos con interesantes instrumentos jurídicos a nuestro favor. Entre ellos destacan:

  • Aplazamiento de deudas con Hacienda.
  • Fraccionamiento de deudas con Hacienda.
  • Cancelación de deudas públicas gracias a la Ley de Segunda Oportunidad.

En este artículo vamos a explorar cómo poner en funcionamiento cada uno de estos mecanismos, para que el autónomo pueda lidiar con sus deudas con la AEAT.

Las deudas con Hacienda

Dos son las cosas ciertas en esta vida: una de ellas es la muerte y otra los impuestos. Así lo dijo Benjamin Franklin y no podemos quitarle la razón. Sin duda alguna, ya seamos particulares asalariados o emprendedores por cuenta propia, una de las deudas más frecuentes será la factura fiscal.

La Hacienda Pública estatal, así como las haciendas autonómicas y locales y sus organismos recaudadores, actúan con privilegios y prerrogativas. Además, son especialmente incisivos en materia recaudatoria.

Cuentan con medios directamente ejecutivos para hacerse pago de estas deudas. Por ejemplo, tienen facultades para imponer recargos, realizar apremios coercitivos sobre el patrimonio del deudor y embargos sin necesidad de procedimiento judicial previo.

Además, en caso de concurso serán consideradas créditos privilegiados por razón de la naturaleza pública del acreedor.

Por lo tanto, dada la importancia de las deudas con Hacienda vamos a dar una explicación sobre cómo tratar estas deudas si no podemos hacerlas frente en el periodo de pago voluntario.

Aplazamiento y fraccionamiento de deudas tributarias

La deudas públicas tienen su propia normativa. Si en un momento dado declaramos el concurso quedarán sometidas a normas concursales, pero hasta entonces debemos someternos al correspondiente procedimiento administrativo.

Si estamos pasando apuros para atender estos créditos, podemos pedir su pago fraccionado o el aplazamiento.

No conviene confundir las figuras de aplazamiento y fraccionamiento. Mientras la primera supone un pago íntegro posterior, la segunda supone establecer fracciones periódicas del pago de la deuda. Bien es cierto que el fraccionamiento podrá también suponer un pago aplazado.

Esta solicitud se puede hacer tanto en periodo voluntario como ejecutivo. Nos exigirán:

  • Datos personales 
  • Identificación de la deuda.
  • En algunos casos habrá que acompañar copia de la autoliquidación realizada.
  • Un compromiso de aval bancario 
  • Si no nos lo da el banco debemos pedir su negativa para que el recaudador pueda estudiar otras garantías. 
  • También debemos acompañar la documentación que justifique las dificultades económicas o la falta de liquidez para atender la deuda a vencimiento. Si estamos en situación de insolvencia podemos presentar la documentación de la tramitación del proceso de segunda oportunidad en la fase de acuerdo extrajudicial de pagos. Pero es posible que la denieguen si entienden que el deudor no podrá salir de la insolvencia.
  • Fechas de pago, fracciones de deuda y/o calendario de pagos que se proponga.

Como regla general no se podrán aplazar y fraccionar algunos pagos. Por ejemplo:

  • Los correspondientes a personas obligadas a practicar retenciones, o ingresos a cuenta.
  • Tampoco podrán aplazar ni fraccionarse aquellas correspondientes a efectos timbrados.

El plazo de resolución es de 6 meses y la desestimación de la solicitud es recurrible en vía administrativa, bien en reposición bien mediante recurso económico administrativo.

Segunda oportunidad y deudas con la AEAT

La segunda oportunidad es un procedimiento incluido en la Ley 22/2003, Concursal a raíz de la aprobación de la ley 25/2015, coloquialmente conocida como Ley de Segunda Oportunidad.

Esta norma adaptó el concurso de acreedores para las personas físicas e introdujo la posibilidad de cancelar deudas una vez concluido el concurso por insuficiencia de masa activa. La cancelación de deudas se conoce como beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI), porque se cancelan las deudas no satisfechas. 

Controversia en torno a la cancelación de deudas públicas

Si bien la Ley en un primer momento pareció excluir a los créditos públicos de la aplicación de esta figura, ha sido la jurisprudencia del Tribunal Supremo por medio de la Sentencia n.º 381/2019 quien ha llegado a la conclusión de que estos créditos pueden ser objeto de BEPI.

Formas del BEPI

El beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho se concederá en diferentes modalidades, dependiendo de las circunstancias del deudor. En función del tipo de BEPI veamos las posibilidades de cancelación:

  1. Si el BEPI se declara definitivo por el Juez sin más trámite, será porque el deudor ha satisfecho todos los créditos contra la masa y los privilegiados. En este caso se cancela la parte no privilegiada de las deudas con Hacienda de forma automática.
  2. Ante la imposibilidad de saldar los créditos anteriores, el Juez podrá decretar el BEPI provisional. En este caso impondrá un plan de pagos, que puede incluir la imposición a acreedores públicos de quitas y esperas.
    El cumplimiento del plan de pagos supondrá la elevación del BEPI provisional a definitivo.
  3. Incluso no pudiendo atender el plan de pagos, el juez puede conceder el BEPI discrecionalmente. Para ello tendrá que comprobar que el deudor ha destinado el 50 % de sus ingresos no embargables a cumplir el plan (25 % en casos de umbral de exclusión). En este caso podrá declarar el BEPI definitivo y se cancelarán las deudas no pagadas, incluidos los créditos de la AEAT.

Si conoces el proceso de segunda oportunidad te habrás dado cuenta de que no hemos mencionado el Acuerdo Extrajudicial de Pagos. No se trata de un descuido: las deudas con la AEAT no se pueden cancelar en esta fase extrajudicial.

Por lo tanto, la Ley de Segunda Oportunidad puede suponer una salida definitiva a las deudas con Hacienda en situaciones de insolvencia. Encuentra a tu abogado rellenando nuestro formulario y consúltale gratuitamente si necesitas cancelar estos créditos.


SOLICITA YA TU PRESUPUESTO GRATUITO

    Solicita ya tu presupuesto


    Acepto que contactéis conmigo por las vías facilitadas

    He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones generales de uso y acepto que remitáis mi solicitud a vuestros colaboradores (LISTADO).