exoneracion de deudas definitiva

Beneficio de exoneración de deudas definitivo

El beneficio de exoneración de deudas definitivo es una herramienta incluida en la Ley de Segunda Oportunidad, que permite al insolvente de buena fe liberarse de sus deudas de forma automática y para siempre.

Su particularidad radica en que exige tener cierta liquidez. Siempre que el deudor consiga hacer frente a las deudas especialmente protegidas, podrá solicitar el BEPI (Beneficio de Exoneración del Pasivo Insatisfecho) en su modalidad definitiva. De este modo conseguirá cancelar automáticamente el resto de sus deudas.

Esta forma de BEPI es especialmente beneficiosa, ya que:

  • No exige la aprobación de un plan de pagos.
  • Es ampliamente aceptado que permite cancelar las deudas públicas. En realidad, la jurisprudencia también permite cancelar este tipo de deudas mediante la modalidad provisional del BEPI. Pero como esta posibilidad deriva de la jurisprudencia y no de la ley, siempre será necesario contar con un abogado con pericia para hacerla efectiva.
  • Del mismo modo, se acepta que sus efectos se extienden a los avalistas. Muchos pronunciamientos judiciales están aceptando que los efectos de cualquier BEPI impidan a los acreedores reclamar a los avalistas del concursado. Sin embargo, lograr este efecto si el BEPI concedido no es el definitivo podría requerir experiencia e incluso cierto grado de suerte.

En definitiva, el beneficio de exoneración de deudas definitivo es la modalidad más exigente pero más beneficiosa del BEPI, introducido en la Ley de Segunda Oportunidad. Analicemos su funcionamiento en detalle.

¿En qué consiste el beneficio de exoneración de deudas definitivo?

Hace unos años, si alguien nos dijera que las deudas de personas física se pueden cancelar sin ser pagadas, no lo creeríamos. Sin embargo, en la actualidad, esa situación que parecía fantástica, es un hecho real amparado por la Ley.

En concreto, es la Ley 25/2015, de segunda oportunidad la que introduce en la Ley 22/2003, Concursal, la institución del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho definitivo.

Como hemos referido es una figura legal, decretada por un Juez, que permite la cancelación las deudas tras seguir un procedimiento pautado. Para acceder al mismo se pueden seguir dos procesos, bien el proceso concursal ordinario o bien a través de la vía del Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP).

Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP)

El Acuerdo Extrajudicial de Pagos (AEP) es el primer paso dentro del proceso de segunda oportunidad. Estamos ante una etapa de negociación entre el deudor y sus acreedores, cuyo objetivo es reestructurar las deudas mediante la introducción de quitas, esperas y daciones en y para pago.

Esta etapa se inicia con una solicitud que hace el deudor cumplimentando la solicitud de acuerdo extrajudicial de pagos según modelo aprobado por el Ministerio de Justicia. Podemos acudir a este mecanismo si somos:

  • Personas naturales.
  • En situación de insolvencia actual o inminente.
  • Y la estimación de deuda no supera los cinco millones de euros.

Además será necesario tener una hoja de antecedentes penales limpia de delitos contra el patrimonio, fiscales o laborales. Tampoco podemos estar negociando con los acreedores o haber sido presentada solicitud de concurso admitida por el Juez.

Presentada la solicitud ante el Notario del domicilio, éste examinará su corrección formal y procederá a designar un mediador concursal. Este convocará a los acreedores a una reunión para votar el AEP, que incorporará las medidas oportunas y los acreedores podrán aceptarlo o no.

  • Si lo aceptan será obligatorio para las partes.
  • De lo contrario pasaremos al concurso consecutivo, donde se debatirá la posible declaración del beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho (BEPI).

Beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho  (BEPI)

El concurso consecutivo es un proceso judicial orientado a liquidar el patrimonio del deudor para aplicarlo al pago de sus deudas. Una vez repartido su patrimonio se podrá pedir el BEPI, que supondrá la cancelación de las deudas pendientes.

Dependiendo de las circunstancias concurrentes, el BEPI puede concederse de forma:

  • Automática y definitiva.
  • Provisional y condicionada al cumplimiento de un plan de pagos.
  • O discrecional, cuando no se haya podido cumplir el plan de pagos.

Beneficio de exoneración de deudas definitivo

Ya que en la fase anterior de AEP no ha sido posible alcanzar las mayorías suficientes para aprobarlo, entraremos en el concurso consecutivo en el que se remitirá la documentación al Juez de lo Mercantil (propuesta anticipada de Convenio, plan de liquidación, informe concursal y dictamen sobre el BEPI).

Los presupuestos necesarios para que se declare el beneficio de exoneración del pasivo insatisfecho definitivo son:

  • Solo pueden acogerse las personas naturales (autónomos o particulares).
  • El concurso debe concluir por liquidación por insuficiencia de la masa activa.
  • Además, no debe haberse declarado culpable.
  • El deudor no debe haber sido condenado en los últimos diez años por sentencia firme por:
    • Delitos contra el patrimonio o el orden socioeconómico.
    • Falsedad documental.
    • Delitos contra la Hacienda Pública, la Seguridad Social o los derechos de los trabajadores.
    • Si existiera un proceso penal pendiente, habrá que esperar a su resolución para decidir sobre el BEPI.
  • Pagar todos los créditos contra la masa y los concursales privilegiados.
  • Haber intentado un AEP o pagar también al menos el 25 % del importe de los créditos ordinarios..

Exoneración de deudas provisional

Como ves, acogerse a la modalidad definitiva del BEPI requiere cierta liquidez. Pero el deudor insolvente no siempre podrá hacerse cargo de estos pagos.

En este caso se puede decretar el BEPI con carácter provisional con la posibilidad de convertirse en definitivo si el deudor se somete y cumple un plan de pagos que aprobará el Juez. Dicho plan puede incluir las quitas y esperas referidas en el AEP. Además deben verificarse las siguientes condiciones:

  • No haber incumplido las obligaciones de colaboración del artículo 42 de la Ley Concursal.
  • Ni haber obtenido dicho beneficio dentro de los diez años anteriores o rechazado una oferta de empleo adecuada a su capacidad, en los cuatro años anteriores.
  • Inscribir la situación en el Registro Público Concursal por un plazo de 5 años.

Exoneración de deudas discrecional

Puede haber casos en los el deudor tampoco pueda atender dicho plan de pagos. En estos casos también podrá ser declarado el BEPI, que será un acto discrecional por el Juez atendidas las circunstancias especiales del caso.

Sólo se exigiría que quede acreditado que se haya destinado al menos el 50 % de sus ingresos a atender el plan de pagos. Si no lo hace, o afloran circunstancias que supongan una mejora económica del deudor o bien incumplimiento de requisitos esenciales para acceder al BEPI, se levantará el beneficio concedido y las deudas seguirán siendo ejecutables por los acreedores.


SOLICITA YA TU PRESUPUESTO GRATUITO

Solicita ya tu presupuesto


Acepto que contactéis conmigo por las vías facilitadas

He leído y acepto la política de privacidad y las condiciones generales de uso y acepto que remitáis mi solicitud a vuestros colaboradores (LISTADO).